ARTEMISAS EN CONTRA DEL MALTRATO ANIMAL Y LA TENENCIA IRRESPONSABLE.

Hasta hace algún tiempo, antiguas generaciones se han formado en la relación humano-animal como un “hombre que domina a la bestia”. Obviamente, no podemos generalizar pero en aquellos momentos era muy común y hasta cotidiano. Desde las jineteadas de caballos hasta los animales salvajes utilizados como atracción en circos y acuarios, pasando por riñas de gallos y peleas de perros; eran situaciones que hasta hace unos años “no asustaban a nadie” y que lamentablemente hoy persisten. 

Por suerte, podemos valernos de múltiples organizaciones no gubernamentales y personas auto convocadas al servicio de la protección, denuncia, información y consciencia frente a situaciones de maltrato animal y tenencia responsable. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de “tenencia responsable”? Es el compromiso que se asume al adoptar una mascota de brindarle todos los cuidados y atenciones pertinentes por el resto de su vida. Por lo tanto, la tenencia IRRESPOSABLE también es una forma de maltrato en el cual caben, por ejemplo, el abandono del animal dejándolo indefenso en la vía pública, la negligencia o maltrato efectuado por sus dueños dentro del hogar, la acumulación extralimitada de animales que conllevan múltiples enfermedades en condiciones de hacinamiento, los criaderos clandestinos de animales que lucran con la salud de los reproductores y sus cachorros, abandono total de la mascota en la casa por mudanza, entre otras. 

Los recaudos adecuados ante la adopción de un animal se rigen por el compromiso para con sus necesidades alimentarias, de salud, paciencia, tiempo y amor por sobre todas las cosas. Tenencia responsable significa que como dueños debemos adherir a lo que nuestro animal requiera de nosotros. Si no estamos en condiciones físicas, morales o económicas para afrontar la responsabilidad que tener un ser vivo a nuestro cargo implica, desistamos de la idea de tener una mascota. 

En múltiples ocasiones cuando observamos casos de animales que atacan niños, por ejemplo, tenemos ante nuestros ojos la triste consecuencia de la ignorancia del dueño con respecto a la tenencia responsable de ese animal. Un perro o un gato no tienen tendencias naturales de agresividad a menos que hayan pasado por situaciones traumáticas ajenas a él que derivaron en esos trastornos de conducta.

Al incorporar un animal a nuestras vidas debemos tener en cuenta que es un ser vivo que necesitara de nosotros y que está en nuestras manos educarlo para que sea un animal equilibrado y feliz o una bestia fuera de control. 

El abuso y maltrato para con los animales se trata de una agresión a un ser vivo indefenso, que también podría trasladarse a un niño. 
De manera más compleja de solucionar, se encuentran aquellas personas que deciden abandonar a sus mascotas cuando un niño llega a la familia o adquieren un animal para ser utilizado cual juguete por su hijo. Estas también son situaciones de maltrato animal. 

Deberían saber que un niño NUNCA podría asumir la responsabilidad de una mascota ni ningún otro tipo de compromiso. Y en el caso de las mujeres embarazadas, informarse correctamente acerca de los cambios de hábitos o conductas para evitar situaciones no deseadas. 
Desde otra perspectiva, la tendencia a la “cosificación” de un perro o un gato como accesorio de moda o la “humanización” que consiste en dueños que se relacionan de manera patológica con su mascota sin permitirle que se desarrolle libremente. El objetivo está más próximo a pretender una mascota con conductas de niño que a un animal con conductas típicas de su especie. 

Algunos piensan que los que defienden a los animales ignoran el sufrimiento humano para “consentir” a sus perros o gatos de maneras insólitas, pero la realidad consiste en un principio de tolerancia y respeto hacia la vida tanto humana como no humana. Se trata de entender y responder a sus necesidades para lograr un equilibrio saludable entre su vida y la nuestra. 

-Cecilia Rodríguez- 

maltrato

Deja un comentario

Archivado bajo ecología y proteccionismo animal

MUJERES PARA HONRAR: ANAHÍ GARNICA, UNA JOVEN QUE AMABA SER BOMBERO.

Anahí Garnica, una de las víctimas fatales del incendio en un depósito de archivos situado en el barrio porteño de Barracas, empezó a soñar con ser bombero cuando era tan sólo una niña y se dio cuenta que quería seguir los pasos de su padre.

Sin embargo, había un problema: en el escalafón Bomberos de la Policía Federal no se aceptaban mujeres. Su suerte cambió en 2003, cuando a modo de prueba se abrieron las puertas al género femenino a y pudo ingresar junto a otras cuatro compañeras.

En 2006, Anahí se convirtió en la primera bombero en un cuartel en la Federal. A sus 27 años, estaba casada con un bombero del Cuartel de La Boca cuando falleció este miércoles en Barracas.

En una entrevista concedida al diario Página 12 en marzo del año pasado, la joven aseguró que lo que más le gustaba era “salvar vidas”, y enfatizó: “Me gusta salir a incendios, ayudar a la gente, salvar sus vidas, sus objetos, sus mascotas”. 

Hoy Anahí ya no está físicamente con nosotros, pero partió con honor: dio su vida en servicio por los argentinos, brindando su valentía por nosotros y dándonos su ayuda como siempre lo había soñado desde chica.

Nuestro más sentido pésame a su familia, como así también a los familiares de los otros 8 bomberos héroes que en este día nos demostraron el significado de la verdadera entrega.

Artemisas

anahi imagen

Deja un comentario

Archivado bajo Argentina, Mujeres ejemplares

MILEY, MADONNA, PUSSY RIOT Y FEMEN: DIME CON QUIÉN ANDAS…

Esta semana Miley y Madonna estuvieron juntas en un escenario de MTv haciendo un número que incluyó nalgadas y todo eso a lo que nos tienen (lamentablemente) acostumbrados. No es sorpresa que Madonna sea la ídola de Cyrus; ya lo mismo había sucedido con un anterior producto de la fábrica Disney y seguidora de la “reina del pop”, Britney Spears. Tras seguir sus pasos, la “princesita” dio un tropezón que casi es caída (recordemos que pasó por divorcio, alcoholismo, tristes escenas en público y desórdenes que llevaron a que le quitaran la tenencia de sus hijos). Es evidente que Miley va por la misma senda escandalosa y degradante, y ahora su lengua cuenta con el tutelaje de la abuela Madonna.

Dicha señora también ha sido noticia en estos días tras declarar que se encuentra deseosa de compartir escenario con las recientemente liberadas integrantes de “Pussy Riot”, una banda punk feminista rusa. Estas chicas habían estado en la cárcel desde marzo de 2012 por “vandalismo” e “incitación al odio” cuando cantaron una “oración punk” en contra del presidente ruso Vladimir Putin en una catedral de Moscú. Por su parte, Madonna expresó: “Tengo el honor de presentar a mis compañeras combatientes por la libertad”, con quienes abrirá un concierto organizado por Amnistía Internacional, justo antes de los Juegos Olímpicos de Invierno del mes próximo. 

¿Y Femen? Bueno, como ya sabemos cualquier excusa es buena para que Femen salga a desnudarse en la vía pública, pero en este caso el asunto tiene un interés importante para la agrupación. Reiterando lo que ya hemos observado en varias ocasiones, Femen no sale a la calle sólo por exhibicionismo sino también por defender los intereses políticos de cierto sector de Ucrania (no por nada su líder es Anna Hutsol, hija de un ex Miembro del Parlamento ucraniano, Mikhail Hutsol, asociado al magnate mediático Vadim Rabinovitch – ¿hace falta decir más?). Por ende, que Putin haya encarcelado a tres feministas de género le vino como anillo al dedo a Hutsol para mandar su ejército nudista rabioso a la yugular de Putin, a quienes varios Ucranianos le tienen bastante resentimiento por haber disuadido al presidente de dicho país a no formar parte de la Unión Europea… Entonces… Femen no es más que una herramienta política, ¡y no es para nada una mala jugada! Pero dejémonos de pavadas como que “defienden a la mujer, la libertad y los derechos humanos”, porque Femen tiene menos de buenas y puras intenciones que Madonna de virginidad.

Desde las montañas rusas de Disney, pasando por las limusinas de Hollywood hasta las cárceles rusas y los pechos de las Femen: todo queda en familia. Todas y cada una cumplen su pequeña tarea en la maquinaria del sistema, y nosotras, las mujeres que vivimos la vida real y tratamos de superarnos y enorgullecernos de lo que somos (porque, a diferencia de estas feministas, no renegamos de ser mujeres, sino que nos esforzamos por ser mejores mujeres) quedamos absortas contemplando todo este circo en el que claramente ya se pueden ver los piolines de las marionetas. La pregunta es: ¿Todas nos damos cuenta de que es un espectáculo? ¿Todas vemos que nos tratan de convencer de que si no somos putas, o de lo contrario, HOMBRES, no somos mujeres? ¿Por qué no nos dejan ser MUJERES y ya? ¿Qué amenaza representa que seamos verdaderas mujeres? ¿Será que podemos llegar a crear ciudadanos dignos que no toleren a los gobiernos de turno y llegue la tan temida revolución? Por lo pronto, saquémonos un poquito las vendas de los ojos y despabilémonos del sopor en el que estamos metidos.

collage madonna final

Deja un comentario

Archivado bajo Feminismo

Entrevista a María del Prado Esteban: “Tenemos un deber histórico de reconstruir nuestra Feminidad”.

Prado Esteban es una escritora y militante española que ha tomado la responsabilidad de denunciar el Feminismo de Estado, develar la verdad sobre el pasado de la mujer y llevar un mensaje revolucionario anti-sistema a las mujeres de habla hispana en el mundo. Es  autora del libro “Feminicidio o autoconstrucción de la mujer”, en el cual revisa el supuesto “sometimiento” de la mujer del cual nos habla la historia y el blog “Mujer, verdad y revolución integral” donde expone algunas de sus investigaciones sobre feminidad, maternidad, sexualidad, feminismo y política. ARTEMISAS la ha entrevistado y éste es el resultado de nuestro intercambio.

1) ¿Por qué estás en contra del feminismo?

 Yo estoy contra el Estado y su ensanchamiento permanente, estoy en contra de la tutela institucional de las mujeres, en contra de la biopolítica, sea ésta natalista como antaño o antinatalista como ahora, en contra de la apología del trabajo asalariado, en contra de la mercantilización de los cuidados y de las necesidades vitales de las personas. Estoy en contra del sexismo sea éste misógino o androfóbico, en contra del enfrentamiento entre las mujeres y los hombres, en contra de la violencia intersexual, en contra de la derivación de la energía femenina hacia la empresa, el Estado y el ejército, en contra del complejo de inferioridad femenino, en contra del victimismo y el resentimiento de grupo o de clan. Estoy en contra de que existan leyes especiales para “proteger” y “privilegiar” a las mujeres a cambio de obediencia, estoy en contra de la destrucción planificada de las instituciones horizontales de convivencia para hacer emerger fórmulas burocráticas de encuadramiento dignas de las peores distopías, en resumen, quien defienda estas nocividades me encontrará enfrente.

Hoy el feminismo dominante defiende ese programa porque es una pura excrecencia del poder, sobrevive únicamente porque es subvencionado y protegido por las instituciones, es, en realidad, una parte más de los órganos de gobierno de la sociedad, cualquiera que se sienta miembro del pueblo, amante de la libertad, defensor de la condición humana tiene que estar en contra de esa ideología destructiva e inicua, pero no pongo en duda que existan personas que se llaman a sí mismas feministas y quieran luchar contra la lacra de las políticas de género del los Estados y los grandes centros de poder mundiales, con esas personas colaboraría gustosamente.

2) ¿En qué momento te diste cuenta que el feminismo no te representaba como mujer?

Nunca estuve cercana a las corrientes feministas, creo que había dos cuestiones fundamentales que me alejaban de su programa, la primera mi pertenencia a la cultura tradicional de la ruralidad hispana a través de mi familia materna, una cultura ancestral en la que las mujeres hablaban con voz propia y eran profundamente respetadas por sus méritos y sus capacidades y no por cortesía. Las mujeres de mi infancia eran inteligentes sin soberbia, capaces y polifacéticas, enérgicas sin despotismo, amorosas sin cursilerías, tenían mucha fuerza interior, por eso yo no podía vivir bajo el complejo de ser mujer que defendía Simone de Beauvoir, no encontraba que mi cuerpo de mujer fuera causa de ninguna desgracia y me parecía que el feminismo, el que yo conocí al menos, representaba una visión resentida y anti-femenina. La segunda era mi fuerte impulso hacia la maternidad que había sido satanizada como origen de todos los males de la mujer y que para mí era una necesidad fundamental.

Eso no significa que no fuera consciente del ascenso social del machismo que era mayor en la sociedad urbana y moderna que en las aldeas de mi infancia. Fui beligerante con el machismo como creo que hay que serlo con todo lo que es perverso e injusto pero nunca consideré que hubiera nada en la condición masculina que hiciera inevitable esa lacra del sexismo. Con la misma energía que me opongo al machismo me sitúo en contra del sexismo femenino hoy en alza, pues no son en realidad ideologías enfrentadas sino complementarias.

3) ¿Qué te llevó a investigar y escribir tu libro “Feminicidio o Auto-Construcción de la Mujer”?

Hubo un tiempo en que consideré que había un error fundamental en el sexismo femenino pero más adelante me hice consciente de que no era únicamente una equivocación o un disparate lo que se escondía tras esta ideología sino que era una parte fundamental de la estrategia del sistema para destruir al pueblo y todo rastro de la vida horizontal en primer lugar y convertirnos en seres mutilados y deshumanizados, ganado de labor sin autonomía, sin vida erótica, sin lazos y sin afectos, sin raíces y sin energía vital, sin vida interior ni convivencial.

Entendí entonces la gran tragedia que significaba que nadie hubiese tenido el arrojo y la clarividencia de desmontar esa maniobra en sus orígenes cuando todavía quedaba en la sociedad algo de sentido común y los aparatos de adoctrinamiento e ingeniería social eran primitivos, pero comprendí también que, incluso en una situación tan desesperada como la de hoy alguien debería dar la voz de alarma, llamar a recuperar la cordura. Me encomendé esa tarea para la que no estaba preparada y que era, en realidad, mucho más grande que mis capacidades. Afortunadamente conté con la ayuda de Félix Rodrigo Mora, una persona cuyo esfuerzo en pos de la verdad es un auténtico regalo al mundo.

4) ¿Por qué crees que tu libro ha sido censurado y perseguido?

 En las sociedades del presente, bajo regímenes parlamentarios, la falta de libertad es la norma. La más esencial de las libertades, la de conciencia, es violada a diario acosada desde el sistema educativo, la prensa, los medios, el “arte”, la publicidad, los funcionarios del Estado del bienestar, las redes sociales etc. etc. La mentira es obligatoria, la historia es revisada, las personas reescriben sus biografías para adaptarlas a la ortodoxia del sistema.

La censura es poco usada porque casi nadie osa salir del dogma establecido pero si alguien se atreve a desafiar la “verdad” del sistema todo el aparato de persecución se pone en marcha.

El aparato de las políticas feminicidas no se basa en un movimiento equivocado que pueda ser convencido con argumentos es un auténtico ejército de funcionarios, grupos empresariales, grupos de pagados y paniaguados del sistema que actúan como policías del pensamiento.

Nuestro libro se ha atrevido a poner en cuestión la ortodoxia y hacerlo con una masa de documentación, investigación y hechos que hacen difícil el desmontar sus presupuestos, por eso la censura, el insulto y el acoso era la única forma de enfrentarse a ello.

5) ¿Cuál es la situación actual del feminismo en España?

 En una encuesta reciente únicamente el 1,7 de los españoles y españolas se definen como feministas, no hay pues un movimiento popular poderoso y mayoritario a favor de las políticas de género, es el aparato burocrático vinculado directa o indirectamente al Estado que sufrió un salto descomunal con la aprobación de la Ley de Violencia de Género y la creación del Ministerio de Igualdad el que sostiene con una creciente inyección de fondos la presencia de esta ideología en todos los espacios sociales.

Más de un millón de funcionarios de la sanidad, la educación, los servicios sociales y otros son, de facto, agentes de género obligados por protocolos y curriculum a verter el credo feminicida en su ámbito de actuación, varios cientos de miles más son los que componen los cuerpos policiales y judiciales que aplican las leyes de género, son miles, además, las cátedras de género, las fundaciones subvencionadas, las empresas de servicios relacionadas con estas políticas que se lucran de un negocio floreciente y en expansión.

Si hubiera libertad equitativa para todas las opiniones, se eliminaran las subvenciones estatales, desapareciera la legislación y el aparato de poder que la sostiene, se permitiera la libertad de conciencia y de expresión, el sexismo político ocuparía el lugar que le corresponde por méritos propios.

6) ¿Qué implicancias ha tenido la lucha anti-feminista en España?

 Creo que no puede hablarse de lucha anti-feminista, eso no ha existido. Yo, en realidad, nunca he defendido que tal cosa deba existir, lo que aquí existe es un sexismo político institucionalizado que depende en todo del Estado y una sociedad demasiado confundida y acobardada que no lo apoya pero no tiene la claridad y el ímpetu para oponerse a la corriente institucional. Es cierto que hay una especie de corriente subterránea de rechazo de las políticas de género pero son eso, subterráneas.

Únicamente algunas organizaciones de afectados por la Ley de Violencia de Género y algunos colectivos de muy escaso poder de convocatoria se han atrevido a hablar, en el caso de los primeros es triste que no muy pocos no afectados se hayan sumado a la lucha contra esta ley inicua. La docilidad y el acobardamiento así como el egoísmo de luchar únicamente por lo que nos afecta personalmente se han impuesto como norma de conducta.

Por mi parte creo que hay que establecer un frente de lucha contra los mecanismos concretos de dominio estatal sobre las mujeres, los debates ideológicos son debates estériles, eso lo dejo para la universidad y las academias. Nosotros necesitamos distinguir el bien y el mal en estos asuntos no establecer principios ni reglas a los que adscribirse.

7) ¿Alguna vez has tenido problemas legales, amenazas o agresiones por expresar tus ideas?

 Hasta ahora las consecuencias negativas de mis publicaciones han sido pequeñas cosas sin importancia. No descarto que pueda haberlas en el futuro, la Ley de violencia de Género ha sido un ensayo de ley de excepción impuesta sin apenas oposición popular, y mucho menos partidista (se aprobó por unanimidad). si la sociedad española se aviene a asumir leyes que emulan los peores momentos del franquismo y que han supuesto una ola represiva sobre los varones verdaderamente inaudita no puede descartarse que tal corriente se siga desarrollando con otros aportes legislativos, ya se ha empezado a hablar de un ley contra la apología del delito machista, es decir, contra la libertad de expresión, eso podría llevar a que toda crítica a la ley se considerase delito.

8) ¿Cómo definirías a una mujer femenina?

 Lo femenino tiene muchos componentes, es complejo y no simple. En la sociedad de los estereotipos y la simplicidad, de los binomios excluyentes, se han creado unos pocos tipos de mujer que se excluyen y se enfrentan. Así, estamos obligadas a adscribirnos a alguno de los patrones de feminidad al uso, ha desaparecido la posibilidad de auto-construirnos como mujeres usando la experiencia, la reflexión y el aprendizaje a través de los vínculos.

No soy partidaria de visiones esencialistas de la mujer pero eso no excluye que valore como fundamental en la construcción de la feminidad la conexión con nuestra biología, con nuestras necesidades físicas, con la alegría por nuestro cuerpo y sus funciones sexuales. En esa escucha y esa conexión se construye una parte fundamental de nuestra feminidad.

Pero también hay un componente histórico, el femenino no es igual en todos los momentos ni en todas las sociedades, es también una respuesta a las condiciones de existencia espacio-temporales-sociales-históricas concretas en que lo crean las mujeres. En su diversidad y multilateralidad lo femenino auto-creado es tanto un factor de continuidad con las generaciones anteriores de mujeres como un agente de novedad y descubrimiento a través de la reflexión y la crítica, la mejora o la adaptación a las condiciones cambiantes.

También hay un componente cultural que no se refiere únicamente a la tradición y la transmisión de conocimientos y pautas de conducta sino a las aportaciones del arte, la filosofía, la moral etc. puesto que todos ellos en algún momento han investigado o penetrado en la idea de lo femenino.

Hoy vivimos una etapa de desfeminización fanática de las mujeres, la represión sexual es más violenta que en la sociedad victoriana pues hoy es interiorizada. Estamos obligadas a deserotizarnos, renunciar al amor, a la cópula, a la maternidad…. Forzadas a hacernos neutras y ambiguas, sin señas sexuales ni singularidad femenina. Esto está llevando a un colapso biológico de las mujeres, los desórdenes físicos asociados a nuestros órganos sexuales y reproductivos se están convirtiendo en una epidemia, al menos en lo que llaman España, amenorreas, miomas, endometriosis, infertilidad, ovarios poliquísticos etc. etc. son ahora lo ordinario y no lo extraordinario.

La erótica libre y no politizada está desapareciendo, ahora la corrección política ha llegado a la intimidad y duerme con nosotros. A las mujeres, especialmente a las del pueblo, se nos desea convertir en neo-monjas, escondiendo nuestra sensualidad, renunciando a las pasiones carnales; la exhibición del cuerpo femenino o es chocarrera o inexistente, se ha perdido el buen gusto y el arte de agradar y comunicar voluptuosamente con sexo contrario. Esos conocimientos eran también ingredientes de lo femenino en el pasado.

Pero las mujeres no somos solo cuerpo, vida erótica y maternal, los grandes valores humanos, las virtudes intelectivas, éticas, estéticas, épicas y heroicas son para nosotras tan fundamentales como para los varones y hemos de cultivarlas sin renunciar a darles forma femenina. Hacen falta mujeres combatientes para una sociedad regenerada, necesitamos una nueva ascética que nos fortalezca, un nuevo entrenamiento de la virtud, precisamos cultivar la inteligencia, el amor por la verdad, la fuerza, la adhesión a la justicia, la devoción por la convivencia y el amor, la capacidad de conciliar e integrar a todos y a todo, la renuncia al poder, el aprecio y el cultivo del buen lenguaje, la voluntad de cuidar para la vida y cuidar para la muerte, de cubrir las necesidades del cuerpo y las del alma, el amor por la libertad, el respeto por lo humano, la libertad interior y la grandeza de espíritu.

Todo esto y mucho más tiene que estar en la nueva feminidad del siglo XXI ¡Construyámoslo en nosotras mismas!

 9) ¿Qué sugerirías a una mujer que duda del feminismo, pero aún no logra ver claramente por qué es perjudicial?

 Les diría que todo aquello que nos protege y nos privilegia es el veneno con que nos masacran las instituciones, que no podemos aceptar que dirijan nuestras vidas por “nuestro propio bien”, que no son los derechos que son otorgados desde fuera sino los deberes que son activos y movilizadores lo que nos emancipa. Todos aquellos que nos llaman a luchar por derechos nos encadenan a sus instituciones.

10) ¿Cuál sería tu mensaje a la mujer moderna?

 Tenemos un deber histórico, una obligación de reconstruirnos como sujetos de nuestra propia vida y de la historia, rehacer la vida horizontal y con ello regenerar la sociedad. En nuestro nombre se han cometido las mayores atrocidades en el último siglo y eso nos compromete al combate y la colisión con el mal ¡Hagámoslo!

Entrevista por ARTEMISAS. Enero de 2014.

prado entrevista

Deja un comentario

Archivado bajo Anti-Sistema, Feminidad, Feminismo

MALVINAS, CON NOMBRE DE MUJER.

Hace casi 32 años, cuando comenzó la guerra de Malvinas, Silvia Barrera tenía 21 años, era enfermera instrumentista y estaba de novia con un capitán médico. Se ofreció como voluntaria para ir al frente a curar a los heroicos soldados argentinos. Hoy sigue trabajando en el Hospital Militar y es la mujer mas condecorada en actividad del Ejército.

El 7 de junio, le avisaron que se preparara. A las 4 de la mañana abordó el buque Almirante Irizar y casi en la clandestinidad, cargada de ansiedades, nervios y esperanzas partieron rumbo a las hermanitas perdidas. Su novio también se había anotado pero el no fue elegido. Intentó impedir que Silvia viajara pero ella, le dio un beso de despedida. 

Eligió el amor a la patria. Lo primero que hizo fue cortarse el pelo que tenía hasta la cintura. En esos tiempos dictatoriales las mujeres no tenían permitido ser parte de las Fuerzas Armadas. Por lo tanto tuvieron que hacer malabares para convivir con esa ropa de talles grandes, con esas camperas inmensas preparados para hombres y no para mujeres con coraje. 

Silvia se encargó de terapia intensiva. De los casos mas desgarradores, de los muchachos que venían hechos pedazos literalmente después de los bombardeos. Un paciente que Silvia Barrera ayudó a salvarle la vida le regaló un billete de una libra, firmado por el gobernador de las Falkand. Pero la tristeza que jamás van a olvidar entre tantas muertes fue cuando escucharon por el parlante del rompehielos que nos habíamos rendido. Fue una ceremonia de llanto colectivo. De lágrimas celestes y blancas unificadas en el horror. 

Ya pasaron 31 años y Silvia sigue teniendo los mismos ojos bellos y el mismo pelo corto. Es una veterana de guerra igual que sus compañeras. Fueron las primeras en recibir medallas después de Juana Azurduy. Son las mujeres argentinas que perfumaron de coraje nuestras Islas Malvinas. Tras un manto de neblina no las hemos de olvidar. Ni a las Islas ni a las heroínas de guerra. 

Extraído de: continental.com.ar

malvinas mujer

Deja un comentario

Archivado bajo Argentina, Mujeres ejemplares

Nuestras ARTEMISAS hablan.

“Que la femineidad no sea sinónimo de consumismo y estupidez es una de las tareas que debemos emprender como mujeres. Podemos ser auténticas y defender intelectualmente lo que pensamos. Podemos ser mujeres con criterio o contribuir a ser marionetas del sistema perverso y multifacético. Podemos elegir el camino más complejo de salvar nuestra dignidad o colaborar a que nuestra imagen y condición sea pisoteada y agredida. Tenemos la `libertad´ de elegir…”

-Cecilia-

cecilia2

Deja un comentario

Archivado bajo Argentina, Artemisas

SER MADRE DE UNA FEMEN.

“Trabajo en el centro de la ciudad y cuando camino al trabajo cada mañana tengo que escuchar gente retándome por el comportamiento de mi hija”, dice Lyudmyla Shevchenko, la madre de Aleksandra, activista de FEMEN. “No puedo dormir. No puedo comer. No puedo vivir preocupándome por ella todo el tiempo. Su padre y yo tratamos de persuadirla para que no lo hiciera más (quitarse la ropa). Pero cuando está en Kiev no nos escucha. Los líderes de FEMEN les lavan la cabeza a chicas como ella”.

http://www.kyivpost.com/content/politics/femen-wants-to-move-from-public-exposure-to-politi.html#.T_TP31K2yCk

Untitled-5

Deja un comentario

Archivado bajo Feminismo