Mujeres para honrar: María Eva Duarte de Perón.

“De la misma manera que una mujer alcanza su eternidad y su gloria y se salva de la soledad y de la muerte dándose por amor a un hombre, yo pienso que tal vez ningún movimiento feminista alcanzará en el mundo gloria y eternidad si no se entrega a la causa de un hombre. ¡Lo importante es que la causa y el hombre sean dignos de recibir esa entrega total!”.

“Evita” nació el 7 de mayo de 1919 en Los Toldos, provincia de Buenos Aires. En 1935 llegó a la ciudad y comenzó una incipiente carrera de actriz. El 22 de enero de 1944, el coronel Perón y Eva Duarte se conocieron en el transcurso de un festival artístico que se realizó con el fin de recolectar fondos para las víctimas del terrible terremoto que días antes había arrasado la ciudad de San Juan. Poco después ambos iniciaron su relación sentimental, y Eva se volcó con entusiasmo a difundir el ideario justicialista. Su capacidad de lucha quedó demostrada durante las jornadas previas al 17 de octubre de 1945. Detenido Perón en la Isla Martín García, en el Río de la Plata, Eva se empeñó en obtener su libertad entrevistando a militares, abogados y personajes influyentes. Agotados esos recursos, decidió gestionar un paro general de adhesión a Perón y recorrió los sindicatos y fábricas más importantes lanzando una consigna ferviente: “Hay que rescatar al coronel”. El día 17 de octubre, declarada la huelga general, compactas columnas de trabajadores se dirigieron a Plaza de Mayo y no se retiraron hasta escuchar la palabra de Perón, quien fue finalmente liberado. 

Eva acompañó fielmente a Perón en su carrera política hasta la presidencia, y ya siendo primera dama continuó trabajando codo a codo con Perón defendiendo sus ideales y amparando al pueblo en situaciones difíciles. El 23 de diciembre de 1947, Evita anunció a sus contemporáneas que se había aprobado la ley de voto femenino en Argentina: “Aquí está, hermanas mías, resumida en la letra apretada de pocos artículos una larga historia de lucha, tropiezos y esperanzas. ¡Por eso hay en ella crispaciones de indignación, sombras de ocasos amenazadores, pero también, alegre despertar de auroras triunfales!”. 

Ardorosos, intransigentes, sus mensajes inflamaban el entusiasmo de las multitudes y la conviertieron en “Abanderada de los Humildes”. Esa condición la llevó a protagonizar sucesos de ribetes excepcionales, como el del “cabildo abierto” que celebró el peronismo el 22 de agosto de 1951. En esa oportunidad, ante la proximidad de las elecciones presidenciales, el pueblo se concentró para pedir a Evita que aceptara la candidatura a la vicepresidencia de la Nación. Ella respondió: “Compañeros… Yo renuncio a los honores, pero no a la lucha”.

El cáncer causó su fallecimiento el 26 de Julio de 1952. Era el comienzo de unas exequias que asombraron al mundo: durante dos semanas más de dos millones de personas desfilaron ante el féretro protagonizando desgarradoras escenas, en una demostración de dolor popular con pocos antecedentes en el mundo.

Elegimos recordarla con esta frase: “…Ha llegado la hora de la mujer que comparte una causa pública y ha muerto la hora de la mujer como valor inerte y numérico dentro de la sociedad. Ha llegado la hora de la mujer que piensa, juzga, rechaza o acepta, y ha muerto la hora de la mujer que asiste, atada e impotente, a la caprichosa elaboración política de los destinos de su país, que es, en definitiva, el destino de su hogar. Ha llegado la hora de la mujer argentina, íntegramente mujer en el goce paralelo de deberes y derechos comunes a todo ser humano que trabaja, y ha muerto la hora de la mujer compañera ocasional y colaboradora ínfima. Ha llegado, en síntesis, la hora de la mujer argentina redimida del tutelaje social, y ha muerto la hora de la mujer relegada a la más precaria tangencia con el verdadero mundo dinámico de la vida moderna.” (12 de marzo de 1947).

eva

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Argentina, Mujeres ejemplares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s